6 claves para utilizar las palabras en beneficio de tu proyecto

Fuente: DonWeb

Antes de comenzar a ahondar en el poder del discurso y la oratoria como herramientas de expresión de un mensaje, y en su capacidad de influir en logros de objetivos tanto empresariales como personales, habría que detenerse un momento a pensar en la importancia que una simple palabra – escrita u oral – puede llegar a tener en nuestras vidas.

Estamos acostumbrados a mantener relaciones laborales e interpersonales en donde la brevedad, la economía de caracteres y los temas más urgentes no sólo manejan nuestra agenda, sino que soslayadamente van modificando nuestra forma de ser y de pensar sin darnos cuenta siquiera.

Cuando alguien irrumpe con un mensaje motivador como un elogio o un argumento inteligente, o bien con una agresión directa, nuestro cerebro instantáneamente procesa esta información y la compara con los archivos de la memoria más arcaica. Acto seguido, adoptamos una actitud positiva o negativa hacia el emisor y a todo el entorno en general.

Superando tus miedos ante un público

Relacionar objetos o actividades a experiencias malas pueden ser olvidadas. El proceso toma tiempo, pero vale la pena hacer el esfuerzo. Existe más de una forma de realizarlo e ir por la dirección correcta para lograr esa superación.

Una maravillosa técnica es tomar un enfoque cognitivo para hacerle frente a tus miedos de hablar en público. Esta es una manera efectiva de utilizar la lógica y el pensamiento racional de una manera deliberada. Puede tomar algo de tiempo pero acostumbrarse a tratar tus emociones a un nivel cognitivo puede ser una herramienta viable y eficaz. 

Puedes incluso retener tus respuestas a través de un nivel de comportamiento. Los especialistas que se encuentran en la rama de la psicología del comportamiento pueden referirse a esto como un condicionamiento operante, con un giro positivo. 

Si una experiencia negativa puede producir sentimientos de ansiedad, las experiencias positivas pueden crear sentimientos de placer. Es importante tener en cuenta que el miedo de hablar en público es un tipo de miedo donde no existe amenaza alguna. Es una condición muy común y universal.

Puedes optar por tomar esos sentimientos de miedo y ansiedad para convertirlos en sentimientos de euforia y excitación.

Comprendiendo los miedos adquiridos
La gente suele navegar a través de sus vidas con un conjunto de creencias. Algunas de ellas están profundamente relacionadas a la realidad. Algunas son producto de la fe, mientras que otras se basan en una perspectiva más válida.

El miedo de hablar en público suele estar basado en una perspectiva irracional. Puedes sentir ansiedad excesiva y temor, pero no hay ninguna base realista para que existan esos sentimientos. Muchas personas aprenden a tener miedo al estar frente un público y hablar delante de ellos por sus experiencias y percepciones de ciertas situaciones.

Unos de los obstáculos a los que muchas personas se enfrentan es la percepción que tienen de la audiencia, siendo que ésta son solo un grupo de personas que realmente no representan ninguna amenaza, pero el individuo muchas veces lo relaciona así. El sistema nervioso ha sido capacitado para responder con respuestas fisiológicas adecuadas cuando se tiene alguna emoción de miedo ante alguna situación de peligro.

Ten en cuenta que un solo suceso traumático puede conducir a una vida llena de fobias y miedos, aunque el suceso haya sido tan sólo en un segundo. El efecto duradero es una prueba de que podemos revertir ese miedo y en consecuencia tener una respuesta audaz con la práctica.

En la guía digital "Hablar en Público" que ponemos a tu disposición haciendo clic AQUÍ, se te enseña paso a paso cómo vencer y superar los miedos y temores de estar frente al público y un poco más allá. 

Este ebook, que se convertirá en tu entrenamiento personal, transformará tus miedos hacia el éxito en tu profesión o actividad, ya que aprenderás a cautivar y enamorar a tu audiencia desde el momento en que te presentas. No pierdas esta oportunidad!.

Otros miedos y temores al hablar en público

Es natural sentir temor cuando nos enfrentamos a la tarea de hablar en público. Existen también algunos otros elementos que entran en juego. Parte del temor surge de la  pura imaginación. Cada individuo tiene sus propias razones para sentirse ansioso al momento de hablar en público.

Algunas personas pudieron haber tenido alguna experiencia traumática en relación con algún discurso en público. Un incidente negativo puede tener consecuencias durante la vida de un individuo. Una persona puede aprender a tener miedo de hablar ante una multitud cuando experimenta algún temor relacionado con esta actividad.

Incluso, si el miedo intenso se siente por un momento, los efectos pueden durar toda la vida. El sistema nervioso está diseñado para conectar el miedo a las situaciones que deben evitarse. La sensación de ansiedad y el temor durante determinado evento enseña al cuerpo a responder de cierta manera.

El ser humano hace una estrecha relación entre los sentimientos y los acontecimientos. Algunos miedos son rápidos de aprender ante ciertas situaciones, pero en otros casos, los sentimientos negativos pueden no tener nada que ver con el acto de hablar públicamente en sí. El individuo, simplemente hace la asociación a través de la mente.

Asociación y Empatía
Muchas personas desarrollan el temor de hablar en público a través de la asociación de esta actividad. La persona no tiene la experiencia del evento negativo, pero personalmente es testigo de otra persona que ha tenido experiencias negativas. Si el evento observado es traumático, el individuo aprende a temerle a la situación por sí mismo. 

La empatía es similar a cuando un niño aprende a tenerles miedo a los perros después de haber sido testigo de cómo éstos muerden a otro niño. La observación de tal incidente es realmente traumático y de razón suficientemente fuerte para crear temor en el niño hacia las mascotas caninas.

Construcción gradual del miedo
Un simple miedo escénico puede convertirse en una condición más grave si la persona acumula ese miedo con el tiempo. Si la persona siempre se centra en el temor, el miedo será cada vez más fuerte.

Las malas experiencias pueden generar sentimientos de miedo, que en ocasiones puede llegar a ser extremo. El cuerpo aprende a responder de manera adecuada a través de la preocupación de la mente con la emoción del miedo. 

La ansiedad que se fomenta en la mente y el sistema nervioso responden a consecuencia. La construcción gradual del miedo para hablar en público se puede ejemplificar con el "experimento de Pávlov". 

Éste experimento es conocido por formular la ley del reflejo condicionado, desarrollada entre los años 1890 y 1900, después de observar que los perros que utilizaban para sus experimentos salivaban ante la presencia de comida o de los propios experimentadores, determinó que esto podía ser un resultado de una actividad psíquica. 

Realizó un experimento muy conocido y famoso que consistía en hacer sonar una campana justo antes de alimentar a los perros, llegando a la conclusión de que, cuando el perro tenía hambre, comenzaba a salivar con el solo hecho de escuchar el sonido de la campana.

Las asociaciones pueden ser muy poderosas. La mente puede hacer una experiencia mucho peor de lo que realmente es. Es importante recordar que puedes controlar tus pensamientos y sentimientos, en cierta medida. Puedes entrenar a tu cuerpo para tener respuestas diferentes ante ciertas experiencias y una de ellas puede ser el hablar en público.

Por lo tanto, hemos diseñado una guía paso a paso, donde aprenderás a enfrentar y superar el temor y el miedo para hablar ante una audiencia, un curso digital de 8 semanas denominado "Hablar en Público", un arte que puedes aprender a dominar y convertirte en un orador profesional.

Esta guía digital, además de enseñarte cómo hablar en público profesionalmente, también te enseña cuál debe ser tu aspecto (vestimenta) personal ante el público y otras situaciones tan complejas sobre cómo manejar audiencias negativas y mucho más. Dale clic AQUÍ y descubre este impresionante arte. 

¿Cuáles son las principales causas que frenan a las personas para hablar en público?

Si te has propuesto superar el miedo a hablar en publico, es necesario reconocer las causas del mismo. El miedo es una emoción importante diseñada para ayudar a protegernos a nosotros mismos. Algunas emociones relacionadas al temor y al miedro se presentan con el propósito de mantenernos fuera de peligro.

Los temores también pueden llegar a aprenderse. Podemos adoptar un miedo de cierta situación a través de nuestras experiencias. Algunos de nosotros nos encontramos temerosos de algún objeto o circunstancia. Pero es obvio que una persona no se enfrenta a la amenaza inmediata de daño cuando habla en público. 

Sin embargo, hay componentes de la emoción que se auto-preservan y presentan naturalmente. El miedo a hablar en público es complejo, ya que parece ser una combinación de instinto y de miedo aprendido.

Miedos Comunes
El miedo para hablar en público puede ser considerado como una respuesta natural ante una situación social. La emoción negativa puede tener un efecto significativo. Se puede considerar como un modo de conservación. Algunos miedos son arraigados al sistema humano. Éstos nos ayudan a tomar decisiones acertadas que nos pueden proteger de algún daño. 

Las reacciones de miedo y temor son perfectamente naturales, a pesar de sus efectos negativos en el cuerpo y la psique. El mensaje natural del miedo es que percibimos algún tipo de peligro a nuestro alrededor. Algunos indicadores de peligro son ruidos muy fuertes y lugares muy altos. Nuestros cuerpos reaccionan de tal manera que nos hace consientes de que es necesario realizar alguna acción para alejarnos del peligro. 

El miedo para hablar en público puede ser parcialmente adherido a la psique humana. Es lógico que el cuerpo transfiera naturalmente una respuesta ante alguna situación. Aunque sepas que la audiencia es inofensiva, por instinto tienes la necesidad de protegerte. Esto es parte de lo que hace que el miedo de hablar en público sea un tanto universal en cierto grado.

Miedos Adquiridos
Algunos miedos son adquiridos. Nuestras primeras experiencias nos enseñan a tener miedo de diversos objetos y situaciones. Un niño no puede tener miedo de la llama hasta que lo quema o hasta que la experiencia le enseña a ser cauto. Las experiencias pueden venir en un número de formas diferentes.

Vamos a continuar con el ejemplo del niño y la llama. El niño puede aprender a temer a este elemento al experimentar alguna quemadura. También puede aprender a tener miedo del fuego si su cuidador presenta alguna reacción severa a este elemento, bien puede aprender a tener una reacción de miedo si ve que alguien se quema.

Es importante recordar que la mente es una fuerza muy poderosa que tiene efecto profundo en nuestros temores. Una persona puede imaginar una experiencia que conduce a sentimientos de temor en determinadas situaciones. Una vívida imaginación es tan influyente como una experiencia
real en muchos casos.

La buena noticia es que tú puedes aprender hoy mismo y ahora mismo a superar estos y cualquier tipo de miedos y temores para hablar en público. Hablar en Público es un arte que se puede aprender de manera profesional, dale clic AQUÍ.